domingo, 23 de abril de 2017

El alto valor de la racacha - De la chacra al plato



María Rosa Rodríguez se levanta con el alba para cuidar de sus mimadas. Ella vive en una de las colinas coroiqueñas, de nombre San Juan de la Miel, a 200 km de La Paz, y cohabita con el esplendor que regalan los panoramas silvestres. Nació allí y aunque ha vivido de forma intermitente en la urbe paceña, hoy prefiere la quietud del monte donde se dedica al cultivo de diversas hortalizas que luego comercializa en la ciudad de La Paz. Como la racacha.

Esta es una planta alimenticia originaria de los Andes y cultivada actualmente en Colombia, Brasil, Perú, Bolivia, Venezuela y Ecuador entre los 600 y 3.200 msnm. Pertenece a la familia de las apiáceas, al igual que la zanahoria (Daucus carota) y el apio (Apium graveolens), y localmente encuentra su origen en la población de Cienaga en los Yungas paceños, de suelo y clima similar a San Juan de la Miel. “Desde allí hemos traído la semilla”, cuenta doña María.

A decir de esta horticultora, se trata de una semilla ecológica que no necesita ser fumigada, sino más bien que sus plantines deben ser almacigados para que en un mes puedan ser trasplantados en hoyos cavados en la empinada chacra que ella posee. Explica que esta especie puede ser plantada durante todo el año y que para su cosecha se debe esperar en promedio ocho meses. “Da en tiempo de lluvias y también en época seca”.

Obtuvo su primera cosecha hace 15 años, pero el paso del tiempo la ha obligado a diversificar su trabajo, ya que la labranza en la chacra es por demás insufrible. Por ello, actualmente se dedica a la repostería y elaboración de platillos para sustento propio; la racacha que le sobra la vende en la población de Coroico a Bs 40 por arroba.

“Tenemos una gran variedad de racachas: amarilla, morada y blanca”. De este producto también elabora harina con la que prepara las masas que comercializa. “Hago pan de racacha, galletas, queques, pie de racacha, entre los bocaditos. Pero también preparo suflé de racacha, el tradicional racacha con carne, el chivé de racacha, en fin, es un tubérculo que puede acompañar diversas ensaladas y comidas, como la papa y con enormes propiedades nutritivas”, explica doña María. Ella tiene razón acerca de las propiedades de esta raíz tuberosa reservante al ser apreciada no solo por su sabor sino también por su digestibilidad, ya que contiene un almidón muy fino así como también un alto contenido de calcio y vitamina A (variedad amarilla).

“Por su valor nutricional, el consumo de arracacha es recomendado en la dieta alimenticia de niños, ancianos y convalecientes. Aunque la racacha es más conocida por sus raíces, ninguna parte de esta planta queda sin aprovecharse. Los tallos y las hojas se usan como alimento para animales y las hojas, que tienen un alto contenido de oxidantes, también se usan en muchas aplicaciones medicinales tradicionales”, señala la página Nutritivos.

Parte de la producción de esta agricultora y otros comunarios tiene como destino directo Gustu, el restaurante y escuela culinaria que busca revalorizar la gastronomía boliviana. En ello también se encuentran involucradas la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) con el proyecto Latincrop y MeltingPot Bolivia, una organización sin fines de lucro creada por el empresario danés Claus Meyer, cuyo primer proyecto fue la apertura de Gustu en 2012.

Allí, en la elaboración de platillos se utilizan productos nativos que en muchos casos han sido olvidados por la gastronomía e incluso por la cocina tradicional. Como la racacha. “Yo recuerdo que de niños la encontrábamos por todas partes, ahora se está perdiendo; si no son los de Gustu que la ofrecen como gourmet, no se la encontraría en otros restaurantes”, dice doña María, en San Juan de la Miel.




viernes, 14 de abril de 2017

Chaquí recupera la producción de tarwi para su exportación

Los comunarios del municipio de Chaquí están recuperando la producción de tarwi con la perspectiva de su futura expertación.

El alcalde de Chaquí, Rafael Bautista, informó que apoyan la producción de ese grano rico en proteinas, calcio y otros elementos necesarios para la alimentación de las personas.

La gente había dejado de lado la producción del grano andino optando por otros alimentos, pero frente a la demanda por productos de alta calidad está creciendo el interés de varios países de importar tarwi, ante lo cual están intentando lograr buenos volúmenes para entrar a mercado.

Pobladores de Chaquí señalan que se había descuidado la producción de tarwi al extremo de que algunos niños ya ni conocen la planta.

Reconocen que se trata de un grano super poderoso que puede generar una industria enorme debido al interés que existe en varias naciones por alimentos nutritivos.

SUPER ALIMENTO

Un estudio, desarrollado el año 2006, revela que, en promedio, por cada 100 gramos de tarwi hay 44,3 gramos de proteína. Mientras que por cada 100 gramos de soya solamente se obtiene, en promedio, 33,4 gramos de proteína.

El tarwi tiene tales características que se sostiene que mejor que la quinua debido a algunas de sus propiedades, aspecto que falta establecer de manera científica, pero serviría para promocionar su consumo a nivel interno e incrementar el interés de los potenciales compradores en otras naciones. El alcalde de Chaquí dijo que deben producir de forma natural y poco a poco ganar mercado.

Tiene muchas propiedades

El tarwi posee un alto contenido de proteínas de origen vegetal como la metionina y el triptofano. La primera actúa como un excelente antioxidante, ayuda en la descomposición de grasas y evita la acumulación de grasa en el hígado y arterías. El segundo es un relajante natural que ayuda a aliviar el insomnio, reduce la ansiedad y la depresión y aumenta la liberación de las hormonas de crecimiento, señala un informe sobre el valioso grano.

Asimismo, tiene un importante valor proteínico por sus altos contenidos de grasa, hierro, calcio y fósforo.

Su consumo es recomendado para niños en la etapa de crecimiento, mujeres embarazadas y en la lactancia.

La leguminosa contiene zinc, potasio, magnesio, en poca cantidad vitamina C y E, complejo B, omega 3 y 6 en mayor cantidad que la linaza. Su omega 3 sirve para combatir problemas nerviosos que en dosis mínima estimula el sistema nervioso.

Reportes de revistas especializadas en alimentación dan cuenta que en algunos países se produce harina de tarwi de alto contenido proteínico, también leche apta para niños y adultos.

martes, 11 de abril de 2017

Sequía provoca déficit de 15% en producción de papa



El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó ayer que la sequía ocasionó un déficit del 15 por ciento en la producción de papa este año, mientras que en Cochabamba existen alrededor de 25 municipios que sufrieron pérdidas de ese cultivo.

“La papa se siembra en septiembre, en octubre hasta noviembre, germina en diciembre y ahí es donde los frutos desarrollan, sino hubo agua hay poco fruto en la planta”, agregó Cocarico citado en ABI.

Indicó que en 2016 se cultivó alrededor de 60 mil toneladas de papa en el altiplano y en los valles interandinos, donde justamente hubo déficit hídrico.

Según la Servicio Departamental Agropecuario (Sedag) de la Gobernación, la región andina cochabambina fue la más castigada por las heladas, sequías e inundaciones que afectaron el 80 por ciento de los cultivos de los municipios de Tacocaya, Arque, Bolívar, Independencia, Tapacarí, Morochata y Cocapata.

Asimismo, en el valle bajo los municipios de Quillacollo, Tiquipaya, Vinto, Capinota, Sacaba y Sipe Sipe vieron perjudicada su producción de papa junto a otros cultivos. Paralelamente, Toco, Cliza, Sacabamaba, K’uchumuela, Santivañez, Tolata, Anzaldo y Tacachi fueron los municipios damnificados del valle alto. Finalmente en el cono sur, los municipios de Mizque, Vila Vila, Aiquile y Alalay fueron los afectados por granizadas.

Para el secretario ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba (Fsutcc), Johnny Pardo, la producción de papa disminuyó debido a la sequía y la calidad de las semillas que se utilizó durante la siembra.

“La gente no ha colocado lo suficiente, entonces, no quiere correr riesgo, porque la inversión en la papa es un costo elevado”, dijo.

Cocarico anunció que el Gobierno presentará una estrategia para compensar las pérdidas que sufrió el sector productor y la pérdida del alimento para el consumo interno.



SOBRE LOS CULTIVOS ASEGURADOS

El responsable regional del Instituto Nacional de Seguro Agrícola (INSA), Carlos Espinoza, informó ayer que los desastres naturales registrados en Cochabamba entre febrero y abril afectaron a 800 de las 54.000 hectáreas aseguradas para la campaña productiva 2016-2017. Las heladas y las granizadas fueron las principales causas de los daños.

Detalló que los sembradíos destrozados de manera directa están ubicados en los municipios Bolívar y Tapacarí de la zona andina, además de las zonas de Anzaldo y Arani en el sector de los valles.

“Los cultivos más afectados fueron los de la papa (en la zona andina) y del maíz (en los valles)”, agregó citado en ABI.

Sin embargo, mencionó que la cifra es todavía parcial porque aún realizan algunas evaluaciones en los municipios de Mizque, Alalay, Vila Vila y parte de Arani.

domingo, 26 de marzo de 2017

La escasez de semilla de papa arriesga las siembras este año



La dirigencia campesina de Tarija y las familias productoras de la región, mostraron su preocupación por la escasez de semillas para sembrar papa, hortalizas y granos, situación que pone en riesgo la realización de las siembras esta gestión. Este trabajo está previsto desde el mes de julio en casi los 11 municipios del departamento.

Esta preocupación la dio a conocer el dirigente de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT), Eider Quiroga, quien advirtió a las autoridades departamentales y nacionales que no existe la cantidad suficiente de semilla de papa, al igual que la pasada gestión, para el inicio de la siembra de este año en el valle central, el Chaco y la zona alta.
Dijo que similar situación podría ocurrir con las siembras de maíz, trigo y de algunas hortalizas porque no existen la semillas suficientes, debido a que los desastres naturales como la sequía, granizada, heladas y plagas que golpearon a la producción la pasada gestión, dejando sin cosecha y sin semilla a varias familias productoras de la región.
Por su parte, el dirigente de la FSUCCT y de la central provincial de Cercado, Osvaldo Yucra, explicó que otro factor para que desaparezca la semilla de papa en la región es la especulación con el precio por quintal de semilla y la comercialización del producto a mercados de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.
El dirigente aseguró que en esta época, cuando los productores buscan semilla para preparar las siembras, el quintal de papa certificada lista para sembrar sube de 200 bolivianos el quintal hasta 500 bolivianos, costos que se hacen inaccesibles para varios productores de la región.
El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), a través del El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF) de Tarija, certificó durante la gestión 2016 más de 47.000 quintales de semilla de papa de alta calidad de las variedades Desiree, Marcela y otras, informó el director Luis Acosta Arce, responsable de dicha institución.
El funcionario explicó que Tarija tiene zonas aptas para la producción de semilla de papa, con suelos sanos, libre de enfermedades y ricos en materia orgánica. Las principales zonas productoras de semilla son los municipios de Padcaya, San Lorenzo, El Puente, Uriondo, y Yunchará, con preferencia las zonas altas.
Este volumen de semilla de papa certificada por el INIAF en la gestión 2016, alcanzará para sembrar una superficie de aproximada de 1.200 hectáreas para el 2017 con un promedio de producción de 6.8 toneladas por hectárea, explicó Acosta.
Asimismo, indicó que la actividad de certificación y producción de semilla certificada de papa en Tarija, en la gestión 2016, benefició de forma directa e indirecta a más de 1.500 familias entre asociaciones de pequeñas productoras y productores, generando un movimiento económico de de 19 millones de bolivianos.
Sin embargo, pese a una buena cantidad de producción de papa en la región, reconoció que efectivamente puede existir una escasez de semillas para el departamento de Tarija, porque en la mayoría de las asociaciones, los productores prefieren vender el producto a mejor precio a otras regiones del país y no garantizar para el abastecimiento local.

Campesinos demandan un Banco de Semillas

El secretario ejecutivo de la FSUCCT, Santos Valdez, informó que entre uno de los requerimientos del sector campesino en Tarija, para afrontar los desastres naturales como consecuencia del cambio climático, es que las autoridades puedan crear un banco de semillas. El dirigente señaló que cuando los campesinos sufren pérdidas de sus cultivos, ya sea por riadas, sequía o granizada, la ayuda demora meses en llegar, tiempo que para los productores es desventajoso y que perjudica a los cultivos.

martes, 21 de marzo de 2017

Récord: productores lavan una tonelada de papa en 17 minutos

Para los agricultores de la comunidad de Sapanani, del municipio de Sacaba, el tiempo del lavado y seleccionado de la papa se reduce en 21 veces desde la implementación de la Planta Procesadora de Papa, cuya capacidad es de lavar y seleccionar una tonelada del producto en 17 minutos. Antes, este trabajo se realizaba en seis horas.

Son más de 500 los agricultores de Sapanani, y de comunidades cercanas, los beneficiados con la planta que entró en funcionamiento el 10 de marzo.

El emprendimiento fue concretado con el financiamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de las alcaldías de Sacaba y Tiquipaya, la Cooperación Coreana (KOICA) y los mismos productores. Consiste en la industrialización del proceso de postproducción de la papa y del desarrollo de capacidades productivas y comerciales de los campesinos de la zona, para mejorar las condiciones de vida y de oportunidad de los habitantes de la comunidad de Sapanani.

El agricultor Eusebio Ustáriz dijo que la selección de la papa tradicionalmente fue de manera manual y el lavado no era considerado por los campesinos por las dificultades que tenían en el transporte.

La zona es tradicionalmente productora de papa y no tiene dificultades de riego, debido a las lagunas que hay el lugar.

El técnico proyectista de Naciones Unidas, David Buhezo Tapia, dijo que los comunarios se involucraron en el proyecto y se aglutinaron en la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios de Sapanani (APPAS), para mejorar su trabajo.

Para Ustáriz, el interés de los agricultores es mejorar los productos agrícolas propios de la región en cuanto a la cantidad y calidad; proveer a la población de productos agropecuarios para su venta directa del productor al consumidor, con peso exacto y precio justo; lograr la industrialización de los productos agrícolas, para su venta con valor agregado; gestionar más para desarrollar la producción y productividad.

Además, capacitar a los afiliados en todas las actividades que vayan en beneficio de la asociación, como ser cursos de capacitación, seminarios, becas para estudios, así como becas para técnicos y estudios superiores. Promover el relacionamiento institucional con las entidades públicas, privadas y organizaciones similares para el asesoramiento e intercambio de experiencias en temas productivos.

Otra meta importante es el desarrollo de ferias para buscar mercados locales, departamentales y nacionales para promocionar y comercializar los productos.

Meta

El proyecto está destinado a beneficiar, inicialmente, a las familias productoras de papa de Sapanani.



lunes, 20 de marzo de 2017

¿Papas en Marte? Indicadores revelan que pueden crecer en el planeta rojo

Un equipo de científicos del Centro Internacional de la Papa (CIP), con sede en Perú, encontró la papa más resistente conocida hasta ahora, como parte de sus investigaciones para determinar si estos tubérculos podrán ser cultivados en Marte.

El investigador Julio Valdivia-Silva, uno de los responsables del experimento, informó que el proyecto "Papas en Marte", dirigido por el CIP con el asesoramiento de la NASA, logró hacer crecer una papa sólo alimentada con agua rica en nutrientes dentro de una urna hermética, denominada CubeSat, donde el tubérculo fue sometido a condiciones extremas, similares a las del planeta rojo.

El tubérculo creció en un suelo con un 30 por ciento de sal, igual que el de Marte, con una concentración de un 10 por ciento de dióxido de carbono en el ambiente, a unas temperaturas de entre -5 y 20 grados celsius y a una presión de 600 milibares, propia de una altitud de 4.500 metros sobre el nivel del mar.

"El resultado más contundente es que esto sugiere que sí vamos a lograr cultivar una papa, de manera más controlada, en condiciones más similares a Marte", explicó Valdivia-Silva, ya que la atmósfera del planeta rojo tiene una concentración de 95 por ciento de dióxido de carbono y unas temperaturas que llegan a -60 grados celsius.

La segunda parte del proyecto consistirá en probar los límites de la papa para exponerla cada vez más a las condiciones de un ambiente marciano, lo que permitirá estudiar sus límites biológicos.

De conseguir que la papa crezca en un clima y ambiente idéntico al de Marte, el objetivo es que el tubérculo siga siendo comestible, aunque Valdivia-Silva, investigador asociado con el Instituto SETI, auguró que será más salado y seco que las variedades habituales.

La tierra utilizada en la investigación procedió del desierto Pampas de La Joya, en la región sureña peruana de Arequipa, y en cuyo suelo seco y salado el CIP ya había conseguido cultivar papas con la ayuda de fertilizantes para su nutrición y estructura.

Los científicos del CIP concluyeron que las futuras misiones a Marte que deseen sembrar papas tendrán que preparar el suelo con una estructura suelta y nutrientes para permitir que los tubérculos obtengan suficiente aire y agua para "tuberizar".

El mejorador de papa del CIP Walter Amorós agregó, en un comunicado, que una ventaja de la papa es su gran capacidad genética para adaptarse a ambiente extremos.

El experto remarcó que, independientemente de sus implicaciones para las futuras misiones a Marte, el experimento ya ha proporcionado buenas noticias sobre el potencial de la papa para ayudar a la gente a sobrevivir en ambientes extremos en la Tierra.

Amorós consideró que los resultados de la investigación demuestran que están funcionando los esfuerzos del CIP para mejorar variedades de papas con alto potencial de fortalecer la seguridad alimentaria en áreas afectadas por el cambio climático.

El CubeSat fue construido por ingenieros de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), de Lima, basado en el diseño y asesoramiento del Centro de Investigación Ames de la NASA.

El CubeSat, según el CIP, alberga un contenedor con suelo y con el tubérculo. Dentro de este ambiente herméticamente sellado, el CubeSat suministra agua rica en nutrientes, controla la temperatura según las del día y noche en Marte, e imita los niveles de presión de aire, oxígeno y dióxido de carbono de ese planeta.

Los sensores supervisan constantemente estas condiciones y cámaras de transmisión en vivo graban el suelo en anticipación al brote de la papa.

El CIP seleccionó para el experimento unas 100 variedades de papa peruana, algunas de ellas con capacidad natural de vivir con poca agua, en superficies saladas e inmunes a los virus.

"Un buen resultado para nosotros será ver que haya crecido una plantita, luego se podrá a pasar a la siguiente fase", había dicho Valdivia en enero pasado. Explicó que se eligió a la papa peruana para el experimento por ser un tubérculo muy resistente que logró dominar la mayoría de los ecosistemas en el mundo.

El nombre de la papa objeto de investigación se mantiene en reserva.



LABORATORIO MARCIANO

En los próximos años, la NASA planea construir en la Pampa de la Joya un centro de investigación marciana, como ya existe en EEUU, la Antártida y Rusia. Su paisaje es visualmente parecido al planeta rojo, por sus dunas y formación rocosa.

El Centro Internacional de la Papa es uno de los mayores laboratorios del mundo especializado en tubérculos. Posee un banco genético con más de 4.000 variedades de papa y guarda muestras de diferentes variedades de camote (batata).

sábado, 11 de marzo de 2017

Las papas pueden cultivarse en Marte



¿Papas fritas en Marte? La ficción puede dar paso a la realidad pues el tubérculo puede cultivarse en el planeta rojo, según los primeros indicadores de un experimento realizado en Perú en cooperación con la NASA.


"Los resultados preliminares (del experimento) son positivos", señaló el Centro Internacional de la Papa (CIP) sobre una prueba realizada entre el 14 de febrero y el 5 de marzo en sus instalaciones en Lima, donde sembraron papas en condiciones atmosféricas marcianas simuladas.


"El crecimiento del cultivo bajo condiciones como las de Marte es una importante fase de este experimento", expresó Julio Valdivia Silva, astrobiólogo peruano vinculado a la agencia espacial de Estados Unidos (NASA) en el ambicioso proyecto.


La prueba consistió en sembrar este tubérculo originario de los Andes en un ambiente confinado especialmente construido, cual domo, denominado 'CubeSat', que forma parte del proyecto 'Papas en Marte' del CIP.


Los científicos del CIP concluyeron "que las futuras misiones a Marte que deseen sembrar papas tendrán que preparar el suelo con una estructura suelta y nutrientes para permitir que los tubérculos obtengan suficiente aire y agua".


"Si los cultivos pueden tolerar las condiciones extremas a las que los estamos exponiendo en nuestro CubeSat, tienen una buena oportunidad de desarrollarse en Marte", acotó Valdivia, citado en un reporte del CIP.