miércoles, 9 de agosto de 2017

No entrará papa peruana hasta que se reúnan con el Gobierno

Los productores de papa y hortalizas de Cochabamba hacen vigilia en Parotani (ingreso a Cochabamba). Manifestaron que no permitirán el ingreso de esa mercadería hasta que las autoridades de Gobierno atiendan sus demandas.

Ayer, decomisaron 400 cargas del tubérculo de dos camiones.

La dueña de la mercadería argumentó que tenía los documentos que garantizaba la impotación de papa, pero no convenció a los agricultores.

El presidente de la Cámara Departamental Agropecuaria, Jazmani Medrano, informó que ayer enviaron una nota a los ministerios de Desarrollo Productivo y Desarrollo Rural y Tierras para que tomen acciones inmediatas para frenar el contrabando de tubérculos y otros productos agrícolas que entran a la Llajta.

Asimismo, solicitaron semillas, abonos e insumos para recuperar los sembradíos que perdieron por efecto de la sequía, granizadas e inundaciones que azotaron al departamento.

Los productores aseguraron que mantendrán la vigilia y el control de todos los camiones que ingresan con productos por Parotani hasta que las autoridades escuchen su demanda, porque tienen que garantizar los precios y el mercado para los cochabambinos.

“Necesitamos que intervengan todas las autoridades competentes, incluso la Aduana Nacional”, manifestó un productor que permanece en vigilia.

SEGURIDAD El comandante departamental de la Policía, coronel Ronald Sánchez Vizcarra, dijo que un contingente policial se encuentra en el lugar de la vigilia (Parotani) para evitar problemas.

También tienen la misión de mantener expedita la vía al occidente del país.

HAY ABASTECIMIENTO El secretario departamental de Desarrollo Productivo, Pedro Padilla, informó que hay abastecimiento de papa, tomate, cebolla y hortalizas, por lo tanto, no es necesario que ingresen productos peruanos a Cochabamba.

“Tenemos los centros de abasto llenos. Una prueba de que no hay desabastecimiento es que los precios no se han incrementado como otros años”, manifestó.

Añadió que es posible que este ingresando papa peruana a Cochabamba, pero solo las broasterias.

SE MANTIENEN Debido al ingreso de papa, tomate y cebolla de Perú, los precios en los mercados locales no se incrementaron como en años pasados. En 2016, la arroba de papa (11.5 kilos) llegó a costar hasta 80 bolivianos en La Pampa. Ahora, no supera los 50 bolivianos. La razón de ese fenómeno, según las propias comerciantes, es la “llegada de papa peruana”.

Oficial

La producción de papa en 2015 fue de 893 mil toneladas. En 2016 superó las 983 mil toneladas, según el Ministerio de Desarrollo Rural.


miércoles, 2 de agosto de 2017

Cinco municipios en Tarija recibirán semilla de papa

El Gobierno nacional invirtió más de 5,5 millones de bolivianos para dotar de semilla de papa a cinco municipios del departamento de Tarija, informó el martes el responsable de ese proyecto, Juan Llanos.

“Hemos adquirido 14.472 quintales en todo el departamento para poder beneficiar a cinco municipios, con una inversión de más de 5,5 millones de bolivianos para la compra de semilla”, informó a los periodistas.
Ese programa fue inaugurado en la comunidad de Guerrahuayco y tiene como objetivo abastecer de papa al mercado local y nacional, en el marco de la soberanía alimentaria.
Llanos anunció que se prevé que ese programa beneficie a más de 1.800 productores de esa región del sur del país.
Destacó que el Gobierno nacional financió el 100% de ese programa, que se lo ejecuta mediante el proyecto de apoyo a la producción de papa.

martes, 1 de agosto de 2017

Latincrop: Promocionando cultivos andinos

LATINCROP IDENTIFICÓ ALGUNOS BENEFICIOS DE LOS ALIMENTOS ANDINOS | UN EJEMPLO ES EL TARWI TIENE DIEZ VECES MÁS CALCIO QUE LA LECHE; EL CONSUMO DE LA ARRACACHA PUEDE AYUDAR A FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO Y EL YACÓN AYUDA A LA DEFENSA NATURAL CONTRA INFECCIONES.

Se trata de una acción de coordinación y apoyo financiada con fondos comunitarios para reforzar la conservación de la agrobiodiversidad en la región andina mediante la identificación de especies infrautilizadas para mejorar la seguridad alimentaria y crear una red entre las partes interesadas de América Latina y Europa.

El Proyecto Latincrop es un esfuerzo intensivo iniciado en 2013 con el objetivo de reforzar la conservación de la biodiversidad agrícola en la región andina, identificar especies subutilizadas prometedoras para mejorar la seguridad alimentaria y promover el conocimiento y consumo de productos andinos tan impactantes como: cañahua, amaranto, isaño, yacón, arracacha, quinua y tarwi. Mediante el proyecto se impulsó en comunidades de Bolivia el cultivo de estos productos y también el darles un valor agregado transformándolos en jaleas, queques y galletas que luego se venden.

Con el financiamiento del Seventh Framework Programme de la Unión Europea, esta estrategia integrada para la conservación y uso de la agro-biodiversidad latinoamericana subutilizada, ha sido implementada por un equipo multidisciplinario internacional que ha realizado importantes acciones de sistematización de la información acerca de especies andinas poco utilizadas, y difusión de sus usos y manejo:

En Bolivia, se encuentra la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de San Simón, Melting Pot Bolivia (MPB) y Fundación PROINPA. En Perú, la Universidad Nacional del Altiplano, Puno (UNAP). En Ecuador el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP). En España el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y GPS SINAGRO S.R.L. y en Dinamarca la Universidad de Copenhague (UCPH).

Con el fin de difundir los resultados y el impacto del proyecto, este mes se llevó a cabo un evento académico en ambientes de la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de San Andrés. Al mismo tiempo, se realizó una exposición de productos y subproductos así como los usos de los cultivos, una visita a las parcelas de los productores beneficiarios del proyecto y una degustación de los potenciales usos de los cultivos en la cocina gourmet del Restaurante Gustu en La Paz. A través de esta alianza, Gustu ha incorporado en su menú recetas que incluyen estos productos, como las salteñas de cañahua, el caviar de amaranto con almendras y trigo, los chips de arracacha, las croquetas de amaranto, entre otros platos innovadores.

Este evento contó con la presencia de renombrados científicos, expertos y especialistas nacionales e internacionales.


AVANCES LATINCROP

Las instituciones socias latinoamericanas han trabajado para conservar el conocimiento tradicional de la agrobiodiversidad en las comunidades donde se producen los cultivos identificados.

La Facultad de Agronomía de la UMSA ha realizado acciones para el rescate y promoción de estos cultivos, realizando mapeos y caracterizaciones de los mismos, como rescatando los saberes ancestrales acerca de su manejo y usos gastronómicos tradicionales y potenciales. Se promovió la amplia participación de los productores en ferias y exposiciones en la ciudad de La Paz y en el exterior para difundir las bondades de la agro- biodiversidad latinoamericana, y poniendo énfasis en construir una relación duradera y sostenible entre la producción agrobiodiversa y la alta gastronomía en Bolivia.

Con el apoyo técnico de la Fundación PROINPA y MPB se exploró el potencial de los productos de la agrobiodiverisdad y se compartió con los agricultores a través de demostraciones, degustaciones y desarrollo de recetas para promover dichos productos. A través del Restaurante Gustu se realizaron degustaciones de cinco variedades de isaño, cuatro de yacón, tres de arracacha y dos de amaranto, y se realizaron actividades de revalorización de cultivos andinos como un concurso de cocina con la participación de más de cien estudiantes de las escuelas Manq’a de la ciudad del Alto.

En un esfuerzo interinstitucional, la Fundación PROINPA, la Facultad de Agronomía de la UMSA y MPB realizaron talleres entre profesionales culinarios y productores de estos siete cultivos para difundir sus usos tradicionales y promover nuevas técnicas y presentaciones de los mismos. También se proporcionaron instrucciones para ser un proveedor de productos para el sector gastronómico.

MPB y UMSA realizaron varias actividades con los consumidores, han registrado recetas tradicionales y han desarrollado recetas gourmet con los cultivos seleccionados. Sumado a ello, Gustu y Manq’a han desarrollado un recetario que estará incluido en un libro de cocina andino orientado a promover los usos, beneficios de los cultivos y también promocionar a los productores.

Entre 2013 y 2015, el INIAP logró introducir 57 variedades de quinua, amaranto, lupino, oca, mashua, jícama y arracacha, en ocho comunidades de la provincia de Chimborazo y 11 comunidades en la provincia de Imbabura en Ecuador. Sumado a ello, ha participado en diversas reuniones sobre la implementación de una ley de biodiversidad en los planes del gobierno local.

La UNAP recopiló información secundaria sobre la reintroducción de variedades de quinua, kañihua, isano y lupino en la cuenca del Lago Titicaca y amaranto, arracacha y yacón en comunidades de Cajamarca, La Libertad y Cusco en Perú. Sumado a ello, ha participado en muchas actividades para el desarrollo de leyes regionales y La UNAP ha comunicado y compartido información con la Asociación Gastronómica Peruana.


La Fundación PROINPA es una organización privada sin fines de lucro que tiene por misión promover la innovación en familias de productores, emprendedores emergentes locales, y empresas agrícolas mediante el desarrollo de tecnología para el manejo agroecológico de cultivos, el manejo sostenible de la agrobiodiversidad y sus componentes, el desarrollo de agronegocios inclusivos orientados al impacto y la prestación de servicios, producción y comercialización de productos andinos.



MELTING POT BOLIVIA (MPB) es una organización sin fines de lucro creada por el empresario danés Claus Meyer, con el propósito de impulsar un desarrollo social y económicamente sustentable de la gastronomía boliviana. Su objetivo es valorizar y aprovechar la riqueza de la cultura culinaria boliviana para mostrar al mundo su verdadero potencial y hacer de ella una fuente de desarrollo, dignidad y orgullo, mejorar la calidad de vida y las oportunidades futuras de los grupos vulnerables y las poblaciones marginadas.



sábado, 29 de julio de 2017

Donan semillas de papa a 230 productores


Al menos 110 hectáreas de tierras serán habilitadas para sembrar 3.230 quintales de papa en el municipio de Vallegrande con el Proyecto de Soberanía Alimentaria, informó Carlos Osinaga, director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf).

La entrega de las semillas de papa, que se llevó a cabo el jueves, beneficiará a 230 familias distribuidas en 33 comunidades.

El Iniaf está verificando los protocolos de calidad que debe reunir la semilla; el apoyo del proyecto incluye asistencia técnica y sistemas de riego para garantizar una buena producción, aseguró Gonzalo Goyzueta, coordinador del proyecto de emergencia.

Según los técnicos, se busca disminuir el déficit de papa que afectará a todo el país a consecuencia de la sequía y de las heladas. Las 3.230 bolsas de semilla representan una inversión aproximada a Bs 1 millón.

La nueva entrega beneficiará a los productores que tienen tierras con agua para el riego. Considerando una producción normal de 13 arrobas de papa para el consumo con una arroba de semilla registrada, las 230 familias pueden producir unos 40.000 quintales de papa.

Los mayoristas del mercado Abasto venden la bolsa de 10 arrobas de papa de la variedad desiré a Bs 360.

La entrega de las semillas de papa se hizo en el coliseo de la Muralla, en Vallegrande. Se anunció que los productores de El Trigal también recibirán un lote de semillas de papa registrada.

miércoles, 19 de julio de 2017

martes, 18 de julio de 2017

Cultivos andinos poco conocidos quieren llegar a paladares españoles



Los cultivos andinos como la arracacha, el tarwi o la cañahua, considerados como "subvalorizados" por la poca producción y uso en esta región, ahora llaman la atención de mercados españoles por su alto valor nutritivo gracias a un programa para la conservación y promoción de estos alimentos.

Se trata del proyecto Latincrop, que comenzó en 2013 y logró unir a Bolivia, Ecuador y Perú junto a socios de España y Dinamarca con la financiación de la Unión Europea para fortalecer la conservación y la utilización de siete cultivos poco utilizados en esta región.

"Con este proyecto hemos visto el posible interés en exportar estos productos a España", dijo a Efe el español Daniel Puertas, quien representa a la empresa GPS Sinagro de ese país.

Los cultivos incluidos en esta iniciativa son la cañahua, el amaranto, el tarwi, la arracacha, el yacón, el isaño y la quinua, que tienen altos niveles nutricionales y medicinales y fueron utilizados por muchos años por los indígenas de la región andina, pero su producción y consumo se fue perdiendo con el tiempo.

Mediante el proyecto se impulsó en comunidades de Bolivia el cultivo de estos productos y también el darles un valor agregado transformándolos en jaleas, queques y galletas que luego se venden.

El proyecto se ejecutó en un periodo de cuatro años y en la reunión final, que se realizó la semana pasada en La Paz, los representantes del mismo destacaron los avances en la conservación de estos productos y la posibilidad de continuar con el trabajo.

Según Puertas, inicialmente solo existía el interés de exportar la quinua a España, ya que es muy aceptada en los mercados de Europa, pero al conocer las propiedades de los otros cultivos se encendió el interés por los otros productos.

Es por ello que este año se realizarán ferias en España y Dinamarca en las que se mostrarán estos productos para que los supermercados, restaurantes y chefs de ambos países incorporen estos cultivos andinos en sus preparaciones, indicó el español.

"Ahora que se conocen las propiedades de estos productos creo que sería muy interesante e importante poder introducir estos alimentos en mercados de España", agregó Puertas.

Gracias a Latincrop se pudo identificar algunos beneficios de los alimentos involucrados en el proyecto, entre ellos, que el tarwi tiene diez veces más calcio que la leche, que el consumo de la arracacha puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y que el yacón ayuda a la defensa natural contra infecciones.

"Estas raíces y tubérculos andinos se pueden considerar que ayudan a la salud o mantenerla. Me ha sorprendido la calidad y la diversidad de estos cultivos", dijo el científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, Eduardo Leidi, en la reunión final del proyecto.

Latincrop tiene también una alianza con la organización Melting Pot y el restaurante Gustu, fundado en La Paz por el empresario gastronómico danés Claus Meyer.

A través de esta alianza, Gustu ha incorporado en su menú recetas que incluyen estos productos, como las salteñas de cañahua, el caviar de amaranto con almendras y trigo, los chips de arracacha, o las croquetas de amaranto, entre otros platos innovadores.

La coordinadora del proyecto Melting Pot, Claudia Delgadillo, explicó a Efe que el restaurante Gustu también tiene un convenio con la Basque Culinary Center de España para que sus estudiantes vengan a Bolivia a hacer investigaciones gastronómicas y puedan crear recetas con estos alimentos.

Señaló que como parte de los resultados finales de este proyecto, Ecuador, Perú y Bolivia preparan un libro de recetas para que se puedan incorporar estos siete productos en diferentes platos.

"Ya estamos en la fase de elaboración de las recetas que también informarán sobre el valor nutricional de cada producto andino que luego estará disponible en línea para que sea de libre acceso", agregó Delgadillo.

jueves, 29 de junio de 2017

“Banco de Germoplasma es la fuente para desarrollar nuevas variedades de papa”



Cresencio Calle Cruz es ingeniero agrónomo y tiene estudios a nivel de maestría realizados en Francia. Con 25 años de experiencia profesional en el ámbito agrícola, especialmente en la investigación e innovación, cuenta en su haber con más de 35 publicaciones, entre manuales técnicos, artículos científicos y de divulgación. En esta entrevista con CAPITALES analiza la situación actual de la papa, el tubérculo por excelencia en la mesa de los bolivianos.

Luego de haber recibido varios reconocimientos y premios por su contribución al desarrollo agrícola, Calle se encuentra al frente de la Coordinación Regional Sur de la Fundación para la Promoción e Investigación de Productos Andinos Bolivia (PROINPA).

Actualmente existen 1.760 tipos de papa, de acuerdo con un informe de PROINPA del año 2009. El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), de 2014, da cuenta de unas 1.586 accesiones o tipos.

Sin embargo, hasta 2016, de ese número apenas se han registrado oficialmente 39 variedades, de las cuales solo se venden cuatro tipos en el mercado nacional. El resto se conserva en el Banco de Germoplasma, a cargo del INIAF, que se constituye en una fuente para mejorar y desarrollar nuevas variedades de este tubérculo milenario.

La gran variedad de papas que se resguarda en ese banco es de importancia estratégica para el país, ya que constituye la fuente para mejorar y desarrollar otras. Aunque existe el riesgo de que, si se descuida la conservación y el uso sostenible de los recursos de la agrobiodiversidad, las variedades puedan disminuir y en algunos casos hasta desaparecer.

CAPITALES (C). ¿Cuál es la verdad acerca de la variedad de papas que hay en el mundo? ¿Es cierto que habría más de 5.000 y que, de esa cantidad, 3.000 estarían en Perú? En Bolivia, ¿cuantas variedades tenemos?

Cresencio Calle (CC). Bolivia y Perú son el centro de origen principal de la papa cultivada, por ello en estas regiones existe una gran variabilidad de papas; esta diversidad se observa en formas, tamaños, colores, textura y calidad.

En Bolivia existen unos 1.760 tipos de papa, según un informe de PROINPA, de 2009. De acuerdo a otro informe, del INIAF, de 2014, serían 1.586 accesiones o tipos.

Esta gran variedad se conserva en el Banco de Germoplasma, que actualmente está a cargo del INIAF, y es de importancia estratégica para el país ya que constituye la fuente para mejorar y desarrollar nuevas variedades de papa.

C. ¿Por qué en los mercados nacionales no pasa de cuatro —en el mejor de los casos— la variedad de este tubérculo a la venta?

CC. Una variedad se caracteriza por ser estable en sus características, homogénea y distinguible (de acuerdo a normas vigentes al respecto). Asimismo, para ser reconocida como variedad o para cultivar debe estar inscrita en el Registro Nacional de Variedades.

Al 2016, existen registradas oficialmente 39 variedades de papa en Bolivia. Además, existen variedades o ecotipos locales de consumo que son más para nivel comunal, que no necesariamente está presente en los mercados.

En general, las papas, de acuerdo a su uso en el mercado, pueden agruparse en cuatro: la tradicionalmente destinada para hacer papa frita (tipo holandesa: Desiree, Alfa, entre otros); la harinosa, para diferentes platos (tipo Huaycha o Imilla); la de color tipo gourmet (Pinta Boca, Candelero); y la que sirve para chuño (semiamarga). Entre las variedades de uso local y comercial registradas, no pasan de 100.

C. ¿Por qué no se consumen las otras variedades?, ¿están desapareciendo? ¿Hay medidas proteccionistas para conservar estos tubérculos en Bolivia?

CC. Los otros más de 1.000 tipos de papas se están conservando en el Banco de Germoplasma, actualmente a cargo de INIAF, para usos potenciales y estudios para su mejor aprovechamiento.

La labor tiene dos frentes: el fortalecer con recursos, tanto económicos como humanos y tecnológicos, el funcionamiento de los Bancos de Germoplasma para su conservación a largo plazo. Y, por otro lado, la conservación in situ, es decir en las comunidades, promoviendo su uso sostenible; labor en la que deben involucrarse comunidades, municipios, gobernaciones y el nivel central, a través de los ministerios y sus instancias correspondientes.

Por otra parte, existen comunarios que conservan en sus propias comunidades esta diversidad a pequeña escala. Pero necesitan ser apoyados para conservar esta diversidad, ya que se constituyen en custodios naturales.

Evidentemente, existe el riesgo de que, si se descuida la conservación y uso sostenible de los recursos de la agrobiodiversidad, puede ir disminuyendo y en algunos casos hasta desaparecer. Por ello es importante la conservación de estos recursos genéticos estratégicos para el país, cuya responsabilidad recae en el Estado y otros actores como los Centros de Investigación, los productores, así como la sociedad en general.

C. ¿La papa sigue siendo el producto más consumido por los bolivianos?

CC. El consumo de papa por habitante y por año, como promedio, está en alrededor de 50 kilogramos. En algunas regiones, puede pasar los 70 kilos por persona al año.

C. ¿Cuáles son las cifras actuales de la papa en Bolivia? ¿Qué capacidad de producción se tiene, comparando los tres últimos años?

CC. La producción de papa en Bolivia está en alrededor de unas 800 mil toneladas por año. Se dedican a este cultivo cerca de 200 mil familias.

C. ¿Cuáles son los principales departamentos productores del país?

CC. Los principales departamentos son: La Paz (26%), Potosí (20%), Cochabamba (18%) y Chuquisaca (15%). Aunque en los últimos años, Santa Cruz ha incrementado su producción de papa.

C. ¿Qué cantidad se dispone para el consumo nacional? ¿Hay excedente para exportar?

CC. No existen exportaciones de papa, las 800 mil toneladas producidas están destinadas al consumo nacional.

En los últimos años más bien se ha estado importando papa, sobre todo para la elaboración de papa frita precongelada (es decir, semiprocesada) de países como Argentina.

C. ¿Por qué no se puede abastecer la demanda nacional? ¿Qué factores influyen?

CC. Globalmente la demanda está abastecida, salvo en años con problemas climáticos. Pero la demanda de papa de calidad industrial, precongelada en bastones para papa frita, es la que no se ha estado cubriendo.

C. ¿Cuáles son los precios a nivel nacional e internacional del quintal o la tonelada de papa, y cuál su variación?

CC. Los precios de la papa fluctúan durante el año. Esta variación también se da en los diferentes departamentos. Los datos de 2017 muestran que el precio ha variado entre Bs 30 y 60 la arroba (doce kilos y medio). Esto depende de la variedad y de la época. La variedades tipo holandesa son más baratas que las tipo imilla (harinosas).

C. ¿Cuál es la situación en Chuquisaca?

CC. Chuquisaca tiene una participación de alrededor de un 20% de la producción nacional. Se produce tanto en la región norte, centro como sur del departamento. La papa producida en Ravelo (Potosí) tiene como principal mercado la ciudad de Sucre.